“JUUL” : TOLERANCIA 0 AL ACOSO

JUUL TENÍA RIZOS.
Rizos rojos.
Hilo de cobre.
Eso gritaban los otros “¡Hilo de cobre!
¡Tienes mierda en el pelo!
¡Caca roja!”
Por eso, Juul cogió las tijeras y se los cortó.

Así comienza el relato de un cuento duro, directo y  sensible que  ofrece la visión de las burlas, insultos y vejaciones que con tanta frecuencia se da en los niños. El acoso escolar es un tema muy controvertido actualmente. Los niños que destacan por no ser como la mayoría son, a menudo, insultados y maltratados por sus compañeros, causando en ellos un gran dolor físico y psíquico. Esto le pasa a Juul, se va deshaciendo poco a poco de los motivos de burlas de sus compañeros. Él quiere ser aceptado, desea arrancarse todo lo que a los demás no le gusta. Cuanto más le insultan, más se quita… hasta que…..

JUUL SÓLO TENÍA SU TORSO y los niños gritaban
“Qué pena de torso!
Si no lo tuviera podríamos jugar al fútbol con la cabeza”.
Entre todos, tiraron de Juul hasta que su cabeza se separó
del torso.
Pero era difícil jugar al fútbol con la cabeza de Juul.
No botaba bien.
Era posible lanzarla, pero chutar resultaba incluso difícil.
Incluso se falló un penalti.
Antes de que hubieran podido meter  un gol con Juul.
los niños dejaron de jugar al fútbol.
Abandonaron  a Juul en el punto de Penalti.

A pesar de la crudeza ilustrada con una exposición de piezas de madera, el cuento también nos traslada una historia de amor. Un mensaje de esperanza, porque por muy difícil que parezca, siempre hay alguien cargado de amor y solidaridad que viene a tu vida. Nora llega  cuando parecía que todo estaba perdido. Lo acarició y le dijo cosas bonitas y le preguntó ¿Qué es lo que te ha pasado?”. Es aquí cuando el relato cambia de tercera a primera persona y es el propio Juul el que cuenta su terrible pesadilla.

El libro escrito por Gregie De Maeyer y de la editorial lóguez , nace de una historia real. Un niño belga de 13 años se suicida después de haber sufrido vejaciones de la mano de otros niños. Es un libro recomendado para todos los públicos, también para los adultos, ya que es importante trasladar sin tapujos ni florituras el sufrimiento que sufren cada día niños a manos de sus compañeros en colegios e institutos.

Un libro que ayuda a entender que significa el insulto en todas sus expresiones. Porque ¿Quién no ha insultado alguna vez?, desde los niños a otros  niños con motes, los padres con palabras como vago, tonto.., profesores con “estás atontado” o “eres un vago”. El insulto es agresión y nadie, absolutamente nadie debe  sentirse agredido. Debemos desterrar ideas cómo “son palabras que se utilizaron siempre” o “es una manera de expresarme” y ponernos en el lugar de quien las recibe.  ¿Cómo se sienten unos padres cuando son otros los que regalan palabras despectivas a sus propios hijos?, ¿Por qué entonces las utilizamos con ellos?.   Un libro indispensable en nuestras casas para educar en el respeto y solidaridad de los demás y para darnos cuenta que una simple palabra puede causar la mayor de las heridas.

 

 

Por | 2018-12-14T08:36:15+00:00 noviembre 22nd, 2018|EDUCACIÓN, LITERATURA|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario