EDUCACIÓN SEXUAL , IMPRESCINDIBLE PARA NUESTROS HIJOS

Las nuevas tecnologías y la integración en la sociedad hacen más fácil el acceso a la información por parte de nuestros hijos. No siempre lo que encuentran en Internet o lo que le cuentan sus amigos es lo más adecuado, pero no podemos evitar que atraídos por la curiosidad vean y escuchen. La educación sexual juega en este caso un papel muy importante para los padres desde que nacen. Por eso es muy importante concienciarnos de la importancia de educar en la naturalidad y planteárnoslos desde el momento que somos padres.

Pensando en el futuro sexual de nuestros hijos, aunque lo veamos lejos, tenemos que ser conscientes de que la sexualidad está presente en nosotros todos los días de nuestras vidas , la sexóloga Penélope Alonso constata que “lo principal es comenzar por hacer auto crítica, qué idea tenemos de la sexualidad y del sexo, de lo que significan para nosotros esas palabras y desde dónde nos vamos a posicionar para abordarlo. Después ser conscientes de la Educación Sexual que hemos hecho hasta ahora incluso la que creemos no haber hecho, porque ya sabemos que los silencios educan…y lamentablemente, en la vivencia de la sexualidad de nuestro entorno todavía suelen ser los silencios los que más educan”

EL MEJOR ENTORNO : LA FAMILIA

La familia es el entorno más seguro y saludable donde abordar los temas referentes a la sexualidad, por lo tanto y por muy difícil que nos parezca, por nuestra propia educación, es necesario tratarla con nuestros hijos y saber cómo hacerlo “escuchar “siéntate ahí que tenemos que hablar” es de todo menos tranquilizador y no sería de extrañar que saliesen corriendo. Los temas salen solos, a veces incluso evitamos sacarlos aún cuando se nos presenta la situación perfecta. Se puede hablar de sexualidad de cómo nos construimos como hombres y mujeres, de erótica, de respeto, de relaciones positivas, de buenos tratos, de escucha….” Tenemos que darnos cuenta que parte de lo que serán nuestros hijos en el futuro pasará por la educación que le demos también la sexual. Es importante educarlos en el respeto y la igualdad  “estamos constantemente haciendo comentarios sobre lo que nos parece correcto o no en nuestras conversaciones diarias ( mira esa chica como se viste, en mis tiempos lo hombres eran mas hombres, la que se acuesta con muchos chicos es que no se quiere a si misma…) muchas de ellas se refieren a aspectos de la sexualidad, a como consideramos que se tiene que actuar, a cómo tienen que ser los hombres y las mujeres….se hace educación sexual desde los prejuicios, que evidentemente cala, aunque después en nuestro intento consciente el discurso sea el de la tolerancia con el diferente.”

 

DIVERSIDAD

Según van creciendo y madurando van descubriendo su orientación sexual esto “no es una elección, sino que vamos descubriendo las personas que nos atraen, las que nos enamoran, las que nos excitan, a quienes deseamos.”. De este modo no siempre será la misma orientación que sus padres por lo que “si desde la infancia, se integran todas las variabilidades posibles de familias, de relaciones emocionales y de diversidades sexuales como variantes posibles y no como extrañas, no habrá necesidad concreta de ayudar llegado el caso, salvo en el acompañamiento a las vivencias de nuestros hijos con los avatares habituales que tienen las cuestiones emocionales.”

Y la sexóloga Alonso concreta “si por el contrario la educación de esa familia no recoge estas posibles variantes y solamente se promueve un tipo de relaciones, por ejemplo las heterosexuales, tal vez tengamos que hacer una revisión de nuestras creencias para tratar de integrar el resto de realidades y así no problematizar cuestiones que nada tienen de problemáticas”

Dada la importancia de la Educación Sexual y dándonos cuenta que es en la familia donde se debe naturalizar y desarrollar Penélope Alonso nos da unas pautas para abordarla sin miedos, sin prejuicios, sin tapujos. “Resaltando que es imposible no hacer Educación Sexual y cuestionando qué entendemos nosotros por sexo y sexualidad para saber desde donde vamos a hacer (o estamos haciendo ya ) Educación Sexual educa:

  •  SIN DAR NADA POR HECHO (Su identidad y orientación nadie mejor que él o ella para decírtelo, y a veces se tarda en descubrir)
  • SIN MIEDO, NADIE MEJOR QUE TÚ CONOCE A TU HIJO/A
  • ABRIENDO ESPACIOS PARA HABLAR, NO TIENES QUE SABERLO TODO (no tengas miedo a decir «esto no lo sé»), PERO SÍ TIENES QUE ESTAR AHÍ.
  • ADELANTÁNDOTE A LAS NECESIDADES DE INFORMACIÓN QUE PUEDA IR TENIENDO (educación sexual no es educación coital, recuérdalo!)
  • SIN VER CON OJOS ADULTOS CONDUCTAS INFANTILES.
  • DÁNDOLE ESPACIOS DE INTIMIDAD Y HERRAMIENTAS DE DECISIÓN.
  • EN PROMOVER VALORES Y NO TANTO EN PREVENIR PELIGROS.
Asesoramiento:
Penélope Alonso Vázquez
Sexóloga – psicóloga
Col nºG3277
Socia AEPS (Asociación Española de Proofesionales de la Sexología nº 346
VENCELLOS Atención Sexológico

 

Por | 2018-12-14T16:14:14+00:00 diciembre 14th, 2018|EDUCACIÓN|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario