TODOS SOMOS IGUALES “VAMOS A JUGAR”

El Colegio Santa Mariña de Redondela es un modelo de inclusión. La diversidad es entendida como una condición humana por lo tanto es integrada en el día a día del centro.

Los recreos en este colegio gallego cobran vida a través del programa “Imos Xogar” (vamos a jugar) llevado a cabo por todo el claustro educativo e inspirado en “Patios y Parques dinámicos” de Gey Lagar. Hace tres años estos profesores se dieron cuenta que algo fallaba en el sistema cuando los recreos no eran lo mismo para todo el alumnado y decidieron cambiar las cosas. Observaron los niños con más dificultades para la comunicación y la socialización e investigaron cuales eran sus preferencias a la hora de jugar. Con esta información los mismos profesores se pusieron a jugar, ideando juegos para todo tipo de gustos y alumnado para comprobar que el patio se adaptaba a ellos. Una vez hechos los ajustes necesarios todos se pusieron a jugar como cuenta Beatriz López, coordinadora de “imos a xogar; a los niños les encanto y a los profes también, y se observa que aunque los patios dinámicos eran dos días a la semana los niños jugaban a los juegos todos los días”.

 

 

 

La inclusión fue progresiva aprendimos que teníamos que tener mucha paciencia. Hay que esperar y finalmente acaban jugando. Para nosotros es un logro”. Este año son los propios niños los que actúan de monitores. “Cuando empezamos estábamos muy implicados los profesores pero decidimos implicar al alumnado. Formamos a los niños de 5º y 6º. Cada juego tiene cuatro monitores y se van turnando para que ellos también pueden tener días de juegos libres “Ahora mismo es un orgullo contar que. Tenemos un niño de 5º con diversidad funcional que es monitor en uno de los juegos”

 

 

 

El patio se divide en tres áreas con tres tipos de juegos; de pillar, de ganar y perder y tranquilo. En el tranquilo se incorpora el dominó, cartas, el cubo de rubik, quien es quien, los monos saltarines….

El futuro para Beatriz López, coordinadora de “Imos a xogar” está claro. La inclusión es posible y el camino para ello es “fomentar el respeto y las diferencias. Hacer ver a los niños que las diferencias tienen que existir y es bueno que existan”

 

 

En el CPI Santa Mariña apuestan por la inclusión tanto fuera como dentro del aula. El camino a seguir lo tienen muy claro “integrar” es la clave. Un derecho humano que crea una sociedad más justa, equitativa y democrática.

 

 

Por | 2018-10-01T10:09:06+00:00 mayo 21st, 2018|EDUCACIÓN, OCIO|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario