SEXTING Y PORNO EN EL MUNDO ADOLESCENTE

Los datos hablan claro 11 años es la edad media para iniciarse en el consumo de pornografía, uno de cada tres consumidores tienen menos de diez años. El 81 por ciento de los niños entre 13 y 18 años afirman haber observado pornografía como conducta normal. El 96 por ciento de los hombres y el 63 por ciento de las mujeres afirman haber sido expuestos o haber consumido pornografía durante la adolescencia. Una de cada cinco búsquedas en Internet desde el móvil es sobre porno. Se estima que se ven de media 348 vídeos porno en el móvil por usuario al año. Hay 68 millones de búsquedas diarias sobre porno, un negocio que mueve más de 13 billones de dólares al año en beneficios. Se descargan anualmente 230 millones de apps sobre esta temática. Tenemos más de 800 millones de web porno en el mundo las 3/5 partes alojadas en Estados Unidos.

Estas investigaciones llevadas a cabo por la asociación “dale una vuelta” deberían ser necesarias para abrirnos los ojos. “estamos viendo que los jóvenes se están formando a través de internet. El 85 por ciento de la pornografía que hay en Internet es violenta y agresiva . De tal forma que los jóvenes pueden llegar a creer que para tener una relación hay que tratar a su pareja así.” Nos lo cuenta Blanca Elías, psicopedagoga y portavoz de esta plataforma que muestra a la sociedad cómo influye la pornografía en la vida sexual, psicológica y social de las personas, tanto niños como adultos.

Como hemos hablado en artículos anteriores el consumo de pornografía sin una formación adecuada puede llevar a los adolescentes a la frustración en la vida real. Blanca Elías afirma “un chaval acostumbrado a ver mucha pornografía se frustra cuando llega a la realidad y ve que esto no es así. Nos estamos encontrando con chicos que con 23 y 24 años llevan desde edades muy tempranas consumiendo pornografía y  tienen serios problemas para relacionarse con una pareja e incluso se encierran en sus casas sin poder dejar de consumirlo”

Sexting

La mayoría de padres no conoce la nueva moda de los niños entre 12 y 16 años : el sexting.
Aunque nos puede sonar a chino, viene de la palabra “sex” (sexo) y texting (escribir mensajes). Enviar fotos o contenido erótico o pornográfico a través de las redes sociales, o email puede acarrear consecuencias nefastas para los jóvenes. La psicopedagoga Blanca Elías nos cuenta que “la presión social que tienen los jóvenes hace que todos tengan redes sociales y que tengan que quedar bien en ellas, y postureando. Los jóvenes ahora tienen que aparentar que su vida es un 10. Si una parte de la relación te pide fotos de cualquier tipo la otra parte se siente presionada a enviárselas. Por lo que os estamos encontrando con muchas niñas y niños con una autoestima por los suelos ya que han enviado fotos intimas que se han expuesto en todas las redes sociales”. Pero además esta práctica puede traer consigo consecuencias legales ya que los menores que difunden estas imágenes pueden ser acusados de producción y distribución de pornografía infantil.

Hablar, formarse, leer

Por esta razón nuestra labor como padres y educadores es crucial. No nos pongamos nerviosos, no nos alteremos. Simplemente hablemos sin cuestionar, sin amenazar, sin juzgar. Para Blanca Elías la formación de los padres también es importante “Los padres deberíamos formarnos muchos en cómo hacer una buena formación sexual. Leer más y sobre todo lanzarnos a hablar desde que son muy pequeños.” “En educación sexual es mejor llegar un día antes que un solo día después. Mejor que sepa que puede acudir a sus padres. Si pillas a tu hijo viendo pornografía viéndolo en el ordenador no nos podemos escandalizar, ni reñirle, ni castigarle. Hay que sentarse a hablar con él, profundizar sobre el tema e incluso verlo con él y explicarle lo que pasa realmente en la pornografía.”

Educación Sexual real en los colegios e institutos

Para la plataforma “dale una vuelta la educación sexual en colegios e institutos es primordial para evitar las consecuencias que tanto la pornografía como prácticas como el sexting puede acarrear par a nuestros hijos. En “dale una vuelta” estamos haciendo una formación en institutos,. Aunque es verdad que debería haber unas medidas mínimas en cuanto a la pornografía on line a nivel político, no puede ser tan fácil acceder a estos contenidos, y unas medidas políticas en las que se contemple la educación sexual como prioritaria. Seguimos sin formar en los colegios. Ha habido una revolución sexual y los niños y los colegios y los padres seguimos ocultando esta necesidad”.  Para más información o consultas se puede acudir a su página web y contactar con cualquiera de sus profesionales www.daleunavuelta.org.
Porque no nos podemos quedar atrás. Con nuestros adolescentes no podemos llegar tarde.

 

 

Por | 2019-05-21T09:38:59+00:00 mayo 21st, 2019|INICIO|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario