AVENTURAS EN LONDRES I

Viajar con niños es una inversión y siempre que se pueda, complementa su educación y formación. Exploran nuevos lugares, ven otras sociedades y conocen historias increíbles que perdurarán siempre en su memoria. Padrestodoterreno se trasladó a Londres donde comprobó de primera mano todas las ventajas que esta gran ciudad ofrece para los niños. Una “city” moderna donde las familias son bienvenidas y cuando se viaja con niños esto se agradece. El billete de avión no resulta caro si se compra con antelación en alguna de las compañías “Low Cost”. Nosotros volamos con Ryanair por lo que llegamos al aeropuerto de Stansted.

El inconveniente es que está bastante alejado de la ciudad, pero muy bien comunicado. Cogimos el Stansted Express y en 40 minutos llegamos Liverpool Station. Una gran estación de tren donde impresionan los arcos y la arquitectura de los andenes.

Una vez allí nos acercamos a las taquillas del metro para adquirir la “Oyster”. Se trata de una tarjeta recargable de transporte, para viajes de 4 o 5 días merece la pena. Con ella puedes moverte por metro, autobús, coger el teleférico o cualquier barco de transporte que va por el Támesis. La tarjeta tiene una fianza de 5 libras que te devuelven si la entregas al final del viaje. Los  niños menores de 11 años viajan gratis con los adultos por lo que sale más económico.

En esta ocasión el alojamiento elegido fue un apartamento. Londres es una ciudad enorme por lo que la zona centro abarca mucha distancia. Nos alojamos en los St. George Apartmets en Earls Court. Para llegar aquí nos subimos en el metro en la misma Liverpool Station y en unos 20 minutos estábamos haciendo el check-in. Nos encontramos un barrio muy tranquilo donde hay supermecados, restaurantes y está al lado de Hyde Park y el Museo de Historia Natural. Cuando se viaja con niños el apartamento te ofrece mucha comodidad y esto se agradece. No viene mal relajarse después de un día de aventuras y experiencias.

 

MUSEO DE HISTORIA NATURAL

Después de descansar de tanto viaje, nos levantamos temprano y nos dirigimos al Museo de Historia Natural en South Kensington. Los niños tenían muchas ganas de conocerlo y estaba dando un paseo desde el apartamento. Una de las ventajas de esta gran ciudad es que los museos más importantes son gratuitos. Entre semana hay muchas excursiones de colegios pero esto no impide disfrutar de las exposiciones. Al entrar en el edificio nos encontramos un gran hall con un gran esqueleto de ballena que cuelga del techo. Ya sólo por ver esta arquitectura merece la pena entrar.

Escenario de múltiples películas encontramos desde una muestra de las teorías de Darwin hasta una impresionante exposición de dinosaurios. Cómo el museo es muy grande al ir con los niños hicimos una selección de lo que más les gusta. Primero nos dirigimos a los dinosaurios que son mundialmente famosos. Hay maquetas a tamaño real de esqueletos y de especies como el tiranosaurio rex que se mueve y emite sonidos y  fósiles donde muestran las existencia de estas especies. Todo un viaje a través del tiempo.

¿Sabíais que el primer fósil que se encontró en el mundo fue de un Tiranosaurios-Rex o que el Iguanodon es una de las primeras especies descritas como un dinosaurio? . Aprendizaje para los pequeños pero también para los padres.

Aunque esta parte fue la que más disfrutaron, la de los mamíferos a tamaño real no les dejaron indiferentes.

Andando entre osos, elefantes, jirafas , musarañas pigmeas o ornitorrincos nos entró el hambre. Y que casualidad que nos encontramos una maravillosa cafetería con una mesa repleta de dulces. Un brownie para coger fuerzas y adentrarnos en el centro de la tierra.

Elegimos para finalizar nuestra visita los volcanes y terremotos en la Earth Zone (situada en la zona roja del museo) . Entramos por unas escaleras mecánicas a través del centro de la tierra pero antes pudimos observar el increíble esqueleto fósil de Stegosaurus más intacto que se haya encontrado. Una increíble entrada al Earth Hall. Allí además de encontrar gemas, minerales y un trozo de roca lunar vivimos la experiencia de un terremoto en una tienda de Japón.

MUSEO DE CIENCIAS

Al lado del Museo de Historia Natural está el Museo de Ciencias. Todas las salas son interactivas por lo que los niños lo pasan en grande tocando y experimentando. La zona del espacio fue la que más les gustó. En esta zona se puede descubrir cómo comenzó la era espacial con el lanzamiento de Sputnik 1  en 1957 y ver una réplica en tamaño real del módulo de aterrizaje que llevó a los astronautas Armstrong y Aldrin a la luna. Los niños se sintieron verdaderos astronautas descubriendo como trabajan, respiran comen, beben o van al baño.

En el piso superior se pueden conocer los diferentes materiales industriales, cómo funciona una bombilla o un microondas y descubrir algunos de los objetos que cambiaron nuestra sociedad como el coche o las motos.

Como la mañana se nos hizo larga y para no perder mucho tiempo comimos en el museo de Historia Natural. Hay que resaltar que cuentan con varios restaurantes donde poder reponer fuerzas para continuar con la aventura… (continuará)

 

Por | 2019-02-21T16:19:47+00:00 febrero 21st, 2019|OCIO|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario